Terapias

Terapia

Cognitivo Conductual

Este enfoque, surgido en la década de los años 70, estudia la interrelación entre pensamiento, emociones y conductas, y cómo un cambio en uno de sus componentes, afecta a los otros dos. Diversas investigaciones muestran su eficacia, y obtiene mayor apoyo empírico en su aplicación a una gran variedad de trastornos como la depresión, la ansiedad, los ataques de pánico, el trastorno obsesivo compulsivo y las fobias, entre otros.

Algunas de las técnicas de intervención más utilizadas son: la reestructuración cognitiva, estrategias de afrontamiento y solución de problemas, desensibilización sistemática y entrenamiento en relajación, técnicas de exposición, técnicas operantes para la adquisición, mantenimiento y reducción de conductas, técnicas de modelado y entrenamiento en habilidades sociales.

 

terapias

Terapia

Familiar Sistémica

En este enfoque, surgido en EEUU en la década de los años 50, la unidad de análisis no es el individuo, como en las orientaciones más tradicionales, sino el sistema familiar, como un todo.

Bajo la noción “el todo es más que la suma de sus partes”, se trabaja con la familia, como un sistema estructurado e interdependiente, que se comunica a través de unas pautas de interacción, y donde el individuo sólo es uno de sus componentes. De esta manera, los síntomas ya no son vistos como propios del individuo, sino como parte del patrón comunicacional de la familia. Por lo que la intervención terapéutica está dirigida a alterar estos patrones, que en ocasiones resultan desadaptativos.

Autismo

Terapia

Tercera Generación

Las terapias de orientación conductual han ido evolucionando a lo largo de la historia, dando lugar a 3 generaciones u olas distintas. Las Terapias de Tercera Generación, surgidas a finales de la década de los años 90, son las más recientes, y reúnen una serie de características que las distinguen de sus predecesoras:

  • Enfatizan la importancia del contexto en la conducta del individuo. Este contexto incluye tanto su historia personal como su entorno.
  • Desarrollan un análisis funcional de los fenómenos psicológicos. Partiendo de la premisa de que las emociones, pensamientos y conductas, tienen una función para el individuo.
  • El principio terapéutico ya no es la lucha por la reducción de síntomas, sino que están enfocadas a realizar un cambio en el modo de percibir los problemas por parte del individuo y reorientar su vida.

Mindfulness o atención plena, es una práctica muy extendida en la actualidad, en las terapias de tercera generación, que consiste en cultivar la atención consciente de las cosas que ocurren dentro y fuera de nosotros mismos, sin reaccionar ni juzgarlas.

Bajo la premisa “vivir el aquí y ahora”, nos invita a hacernos presentes en nuestras experiencias, evitando las distracciones, y a vivir el momento presente, desconectando del pasado y del futuro.

El propósito de esta práctica es dejar de vivir nuestro día a día en “piloto automático” y responder de una manera más consciente. Por otro lado, prestar más atención a nuestra experiencia sensorial, pensamientos y emociones, sin reaccionar ni juzgarlos, nos ayuda a alcanzar un mayor conocimiento de nosotros mismo y de nuestro entorno.